Publicado el

La Moda o Recreo semanal del bello sexo

La Moda o Recreo semanal del bello sexo
Compártelo
« Volver al índice autores y títulos

La Moda o Recreo semanal del bello sexo (La Habana, 1829-1831). Revista fundada por Domingo del Monte y José J. Villarino. El primer ejemplar correspondió al 7 de noviembre. Circuló bajo el lema de Propertius traducido por Quevedo: «Escribe en blando y dulce y fácil verso / Cosas que cualquier niña entender pueda.» Señalaban los editores en el prospecto inicial que tratarían los siguientes temas: «Las modas de París, Londres y otros países, haciendo la descripción de los vestidos de baile, teatro, paseo, boda &c. &c., acompañando a cada uno de ellos un figurín que los represente, dibujado, grabado e iluminado por los mejores artistas del país. — Historia y novelas nuevas e interesantes. Noticias de las que se publiquen y crítica de ellas. — Cuentos, enigmas, anécdotas, descubrimientos y cosas raras. — Poesía, ya selecta u original. — En cada número, o dos veces al mes, se pondrá la música de canciones nuevas e interesantes, walses y contradanzas modernas, bien sean de las que se publiquen en España, Italia e Inglaterra, a las que están suscritos los Redactores; o bien sean las que les comuniquen los profesores de esta ciudad. — Descripción de costumbres, usos y cosas raras de las naciones extrangeras [sic], dignas de referirse. — Narración de los acontecimientos diarios en estilo jocoso. — Teatros: enumeración de las piezas representadas o cantadas durante la semana, y observaciones sobre ellas. Avisos de tiendas en donde se despachen objetos de moda y lujos.» En la revista correspondiente al 12 de junio de 1830, se publicó una nota en la que se indicaba: «Los redactores actuales de este periódico suspenden en este número 32 sus trabajos de redacción, teniendo que atender precisamente a otras ocupaciones.» En el número siguiente (19 de junio), el otro fundador de la revista, Villarino, que continuó a cargo de su redacción, anuncia que «Habiendo cesado sus tareas en este periódico los anteriores redactores, por sus precisas ocupaciones, seguirá publicándose bajo el mismo régimen que hasta aquí, por su editor, quien lo avisa a las señoras y señores suscriptores». Joaquín Llaverías señala, en la página 41 del tomo 2 de su Contribución a la historia de la prensa periódica (La Habana, Talleres del Archivo Nacional de Cuba, 1959), que «Nada nos refiere el editor de La Moda en sus columnas sobre las personas que sustituyeron a del Monte y a sus amigos en la redacción de la misma»; pero según el propio Llaverías, Vidal Morales y Morales afirma que «fue primeramente redactado por Del Monte y Villarino. Los últimos tomos, por D. Manuel González del Valle y D. Ignacio Valdés Machuca». Esta afirmación de Vidal Morales y Morales, sostenida por Llaverías, apareció en la página 476 del tomo 11 de la Revista de Cuba, en la sección «Biblioteca Cubana». La separación de Del Monte y sus compañeros se debió a diferencias de opiniones con relación a los materiales a publicar, además de enfrentar problemas administrativos. La Bibliografía consultada coincide en señalar que después de la retirada de Del Monte de la redacción de la revista, ésta perdió bastante importancia, ya que comenzaron a publicarse trabajos poco originales y muchos tomados de diarios españoles y extranjeros en general. Los principales colaboradores fueron Domingo del Monte —quien firmaba bajo los seudónimos El peregrino, Toribio Sánchez de Almodóvar, Flérido, S. J. B., C. N. y Dr. F. de P. S. I. —, José Policarpo Valdés, cuyos seudónimos eran Rosario y Polidoro; Juan Francisco Manzano, quien suscribía con sus iniciales J. F. M.; Anacleto Bermúdez, que firmaba como Bermudes; Ramón de Palma, con sus iniciales R. de P.; Ignacio Valdés Machuca, como Desval; Francisco Iturrondo, como El cantor de las ruinas del Alhambra; Francisco Camilo Cuyás, como F. C. Yascu; Prudencio de Hecheverría y O’Gaban, también con sus iniciales P. de H. y O. Aparecieron trabajos anónimos de Félix Varela, Blas Osés y José Antonio Cintra, según consta en las anotaciones hechas por Vidal Morales y Morales en el primer tomo de La Moda, existente en la Biblioteca Nacional José Martí. El último número publicado correspondió al 11 de junio de 1831. La colección completa consta de tres volúmenes con 28 números cada uno. Según consta en el periódico Noticioso y Lucero de La Habana, correspondiente al 27 de enero de 1841, se publicó un prospecto que anunciaba: «Suspendida la impresión de esta obra a mediados de 1831, la cual mereció la aceptación y aprecio del público ilustrado de esta capital, y con especialidad la alta estima del bello sexo […] torna a aparecer de nuevo, vencidos los obstáculos que causaron su paralización […]. Comenzará en el cuarto tomo […].» Sin embargo, no llegó a publicarse más. Bajo la responsabilidad de Feliciana Menocal se ha confeccionado su índice analítico, que se encuentra a disposición del público en las gavetas de la hemeroteca del departamento de Colección Cubana de la Biblioteca Nacional José Martí.

Diccionario de la literatura Cubana