Gran Premio de F1 de La Habana

El Gran Premio de F1 de La Habana en los cincuenta

 

El Gran Premio de F1 de La Habana fue una carrera de Fórmula 1 celebrada entre los los años 1957-1960. Es célebre por el secuestro que sufrió el penta campeón mundial de Fórmula 1, Juan Manuel Fangio, llevado a cabo por miembros de la guerrilla urbana de Fidel Castro, del Movimiento 26 de Julio.

La carrera empezó a efectuarse en 1957. El gobierno de Batista concibió el evento como una estrategia para mejorar a la vez su imagen internacional y atraer a turistas adinerados de Estados Unidos.

El circuito iba en parte por el Malecón de La Habana y luego se internaba en las calles del barrio conocido como el Vedado. La primera carrera fue un gran éxito. Fue ganada por Fangio conduciendo un Maserati 300 S; seguido por Carroll Shelby, en un Ferrari 410, y Alfonso de Portago, en un Ferrari 860.

Al año siguiente el equipo oficial de Maserati participó con el modelo Maserati 300 S, conducido por Fangio y Stirling Moss. Fangio, el piloto más célebre de la época, fue secuestrado por la guerrilla urbana de Fidel Castro. Raul Guevara Lynch, embajador de Argentina en Cuba y primo del Che Guevara, intercedió para liberarlo y el gobierno cubano ordenó que la carrera continuara.

Moss y Masten Gregory lideraban la competición cuando, con tan solo seis vueltas disputadas, fue detenida con bandera roja. Armando García Cifuentes había estrellado su Ferrari contra el público, matando a seis personas e hiriendo a otras treinta.

La carrera de 1959 fue cancelada  y volvió a disputarse por última vez en 1960, en un aeropuerto militar. Stirling Moss, que conducía un Maserati Birdcage para el equipo privado Camoradi, tuvo una cómoda victoria sobre Pedro Rodríguez de la Vega, en un Ferrari 250 TR59 del NART, el tercer puesto fue para Masten Gregory, en un Porsche 718.

El Gran Premio de F1 de La Habana fue célebre en los años cincuenta y atrajo a los pilotos más prestigiosos de la época.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.