Internet de una noche de verano

Internet, consumo y entendimiento de la información:

a) Los resultados de las búsquedas son listados planos de items.

b) Los links entre las páginas no son consistentes entre sí. No siguen siguen una secuencia o un patrón que permita profundizar en un tema.

c) No es posible seleccionar, almacenar o utilizar un listado de items de interés del contenido de una página.

d) Cuando los usuarios quieren buscar por un tema tienen que buscar item por item los términos clave que ellos consideran relacionados con el tema, en un proceso intuitivo no consistente.

e) Si buscas una palabra en Google, Google no sabe necesariamente en qué contexto hiciste tu búsqueda…

f) Internet tiene una capacidad limitada para poner al acceso de la gente productos y servicios. Estos no pueden aparecer masivamente sin saturarnos.

g) Internet carece de un mecanismo que permita evaluar las fuentes, o la verosimilitud de un documento.

h) Cada vez se hace difícil más determinar qué información es fiable.

 

Internet necesita herramientas que interpreten el interés del usuario de manera tal que este tenga el poder para decidir cómo es el universo de información que desea usar, al margen de la información que ofrecen Google, YouTube o Facebook. Dado que no podemos meternos en la cabeza de los usuarios, el rastreo semántico a tiempo real de sus documentos digitales y sus interacciones es lo más cerca que se me ocurre que podemos estar de él.

Se debería dotar a los  usuarios con herramientas para unificar y gestionar en privado toda la información que consumen y sus interacciones.

Deberíamos poder hacer búsquedas de un nivel superior, con herramientas que permitan convertir los intereses humanos en Query Languages.

Leave a Reply

Your email address will not be published.