Álbum de un loco

3.00

Book Information

Serie:Teatro 450
ISBN ebook:9788498970029
ISBN papel:9788496428058
Páginas:330
Portada:Eadweard Muybridge: Hombre corriendo
Categories:, ,
Author:

Categoría: Etiquetas: ,

Descripción

Álbum de un loco es un itinerario por una serie de temas que interesan a José Zorrilla y que son expuestos a largo del libro con un orden secreto:

La raza humana
Los egipcios
Los fenicios
Grecia
Roma
Monasterios
Arabia
La lengua árabe
Mahoma

Estos se intercalan con poemas dedicados a mujeres de sociedad o, incluso, a la reina Isabel II.
Como su título afirma, Álbum de un loco es un albúm de momentos fugaces vividos por su autor y de reflexiones históricas amplificadas con el aliento de la poesía.
Resulta, además, interesante leer las ideas de Zorrilla sobre el Islam desde el presente, y percibir la historia humana aquí relatada como una búsqueda continua de una sabiduría inspirada, pocas veces alcanzada y siempre anhelada.

 

Fragmento de la obra

Introducción y prospecto

I

Todo aquel, que en un libro o un periódico,
determina imprimir sus opiniones,
cree lo más necesario y más metódico
dar a su escrito causas y razones,
y en un prospecto, prólogo o programa,
del público sobre él la atención llama.
Allí, con más torpeza o más ingenio,
ya en pretencioso o en humilde estilo,
según es su carácter o su genio.
Empieza, en tono enfático o tranquilo,
a torcer de su idea el primer hilo,
e invocando muy recio santos nombres,
RELIGIÓN, LIBERTAD, VIRTUD O CIENCIA,
promete, cuando menos, a los hombres
riqueza, ilustración, independencia,
paz, dicha, bienestar… Anuncia, en suma,
que el bien universal tiene en su pluma.

II

Yo supongo que tienen los prospectos
inmensa utilidad, grandes efectos;
que tan precisos son como el Decálogo;
mas, sea que el autor haga un monólogo,
o que con el lector entable un diálogo,
en el mejor prospecto y mejor prólogo,
de estilo el más cortés y el más análogo,
de períodos más puros y correctos,
¿qué es lo que el escritor dice en resumen
en términos más claros o indirectos,
que le pasen por alto sus defectos,
y que compren su pliego o su volumen.
Esto a mí me parece indigno dolo
de quien pasó por cátedras y escuelas,
y medio de anunciarse digno solo
de un escamoteador o un sacamuelas.
Esto a mí me parece bajo y pobre;
pero, si yo atropello esa costumbre,
puede que inquina el público me cobre,
y al presentarme a él me haga ver lumbre.
Así que, protestando contra el modo
actual, que no es de gentes de mi fuste,
mas mirando que es fuerza que ante todo
a la costumbre general me ajuste,
a escribir un prospecto me acomodo,
aunque el mío tal vez a nadie guste.
Allá va, ¡vive Dios! Mas hacer quiero
una importuna observación primero.