Andrómeda y Perseo

3.00

Book Information

Serie:Teatro 14
ISBN ebook:9788498971163
ISBN papel:9788498163964
Páginas:84
Portada:Piero di Cosimo: Perseo libera a Andrómeda
Category:
Author:

Etiquetas: ,

Descripción

Andrómeda y Perseo pertenece al ciclo de autos sacramentales escritos por Calderón de la Barca.

 

Fragmento de la obra

Acto único

Salen en tropa, cantando y bailando, la gracia [y el agua] con un espejo; la ciencia [y el aire] con un airón de plumas; la ignociencia [y el fuego] con un manto imperial; y la voluntad [y la tierra] con un azafate de frutas y flores; y, detrás, andrómeda, como vistiéndose, y el albedrío.

Música: Los años floridos
de Andrómeda hermosa,
beldad destos montes,
deidad destas selvas,
ufano los cuente 5
el mayo con flores,
feliz los señale
el Sol con estrellas.

Andrómeda: ¡El espejo!

(Mírase en él, tomándole la Gracia del elemento del Agua.)

Peregrina
es en todo mi belleza. 10
¿Qué, Humana Naturaleza,
te falta para divina?
Los cielos no hicieron, no,
cosa, en todos sus modelos,
más hermosa. Ni aun los cielos 15
son tan bellos como yo;
pues sus orbes de cristal
obra inanimada han sido
y yo, con alma y sentido,
soy fábrica racional. 20
El Centro, mi padre fue,
de la Tierra; ella es mi madre;
y, aunque por madre y por padre,
humilde nací, no sé
que aje, por más que revuelva 25
el Sol su edad presurosa.

Ella y música: Los años floridos
de Andrómeda hermosa,
deidad de este monte,
beldad de esta selva. 30

Albedrío: Infanta, idos poco a poco;
que, si altiva a veros llego,
vos tendréis la culpa, y luego
dirán que yo soy el loco;
pues, siendo vuestro Albedrío, 35
según dicen por ahí,
vos usaréis mal de mí
y vendrá el daño a ser mío.

Gracia: Bien en mi puro cristal,
por ser obsequio que haces 40
a tu Hacedor, te complaces;
pues siendo la original
Gracia yo, en que te has criado,
cuando en mí viéndote estás,
ningún defecto hallarás. 45

Albedrío: Sí; mas temed que, manchado,
llegue a eclipsarse su pura
Luna y, algún día, veáis
un cadáver cuando vais
a mirar una hermosura. 50
Temed del tiempo las huellas,
para que vuestros verdores…