Arte de las putas

1.00

Book Information

Serie:Poesía 53
ISBN ebook:9788498970180
ISBN papel:9788496290075
Páginas:70
Portada:Escena erótica. Pompeya
Category:
Author:

Categoría: Etiqueta:

Descripción

La mayor parte de la obra lírica de Nicolás Fernández de Moratín es de carácter tradicional y festivo, con romances sobre el mundo islámico, y poemas eróticos como el Arte de las putas, prohibido por la Inquisición. Este libro es un anecdotario o una guía de la noche madrileña del siglo XVIII. Los apodos de las prostitutas y la mayoría de las historias son reales. El lector encontrará aquí otra visión del erotismo, una imagen tal vez más mundana, ajena a la de otros clásicos del tema; los «consejos» y la ironía son los principales ingredientes del poema que se presenta como una apología elegante y sarcástica del más antiguo de los oficios.

 

Fragmento de la obra

HERMOSA Venus que el amor presides,
y sus deleites y contentos mides,
dando a tus hijos con abiertas manos
en este mundo bienes soberanos:
pues ves lo justo de mi noble intento 5
déle a mi canto tu favor aliento,
para que sepa el orbe con cuál arte
las gentes deberán solicitarte,
cuando entiendan que enseña la voz mía
tan gran ciencia como es la putería. 10
Y tú, Dorisa, que mi amor constante
te dignaste escuchar, tal vez amante,
atiende ahora en versos atrevidos
cómo instruyo a los jóvenes perdidos,
y escucha las lecciones muy galanas 15
que doy a las famosas cortesanas.
Mas ya advertido mi temor predice
que al escuchar propuestas semejantes
tu modesto candor se escandalice;
pues no, Dorisa bella, no te espantes 20
que no es como en el título parece,
en la sustancia esta obra abominable.
Por mí la serie de los tiempos hable;
pues siguieron las mismas opiniones
todos los siglos, todas las naciones, 25
y hallarán en el mundo practicados
mis dogmas por las gentes más ilustres
de entrambos sexos; no permita el hado
que la obscena maldad ninguno aprenda
siendo yo su maestro; el que aún no entienda 30
del rígido apetito, no me lea
a no ser que advertencias pretendiese
del mal para evitarlo, pues cogido
puede un incauto ser muy fácilmente,
del contrario que no es bien conocido. 35