Bodas de sangre

3.00

Book Information

Serie:Teatro 145
ISBN ebook:9788499539119
ISBN papel:9788499530871
Precio papel:12
Páginas:102
Portada:DVD de la película Bodas de sangre de 1981
Categories:, ,
Author:

Categoría: Etiquetas: ,

Descripción

Con Bodas de sangre, obra en tres actos, escrita en verso y en prosa en 1933, Federico García Lorca se propuso escribir una tragedia en el sentido clásico del término, un género que consideraba la verdadera raíz del teatro. La obra está ambientada en la tradicional Andalucía —que no obstante se convierte en manos de Lorca en un lugar tan mítico y universal como la Grecia clásica— donde una muchacha es obligada a casarse con un hombre al que no ama, y que está enamorada de otro joven, Leonardo, con quien mantuvo en el pasado una relación. Tras la boda se sucede un crescendo de imágenes que anticipan el desenlace fatal de Bodas de sangre. Como en la tragedia clásica, los personajes están sometidos a un destino que se les revela. La realización de sus deseos o de su voluntad, lejos de liberarlos, tan solo parecen apresurar los dictados del destino.

 

Fragmento de la obra

Acto primero

Cuadro primero
Habitación pintada de amarillo.

Novio: (Entrando.) Madre.

Madre: ¿Que?

Novio: Me voy.

Madre: ¿Adónde?

Novio: A la viña.

(Va a salir.)

Madre: Espera.

Novio: ¿Quieres algo?

Madre: Hijo, el almuerzo.

Novio: Déjalo. Comeré uvas. Dame la navaja.

Madre: ¿Para qué?

Novio: (Riendo.) Para cortarlas.

Madre: (Entre dientes y buscándola.)
La navaja, la navaja…
Malditas sean todas y el bribón que las inventó.

Novio: Vamos a otro asunto.

Madre: Y las escopetas, y las pistolas, y el cuchillo más pequeño, y hasta las azadas y los bieldos de la era.

Novio: Bueno.

Madre: Todo lo que puede cortar el cuerpo de un hombre. Un hombre hermoso, con su flor en la boca, que sale a las viñas o va a sus olivos propios, porque son de él, heredados…

Novio: (Bajando la cabeza.) Calle usted.

Madre: … y ese hombre no vuelve. O si vuelve es para ponerle una palma encima o un plato de sal gorda para que no se hinche. No sé cómo te atreves a llevar una navaja en tu cuerpo, ni cómo yo dejo a la serpiente dentro del arcón.

Novio: ¿Está bueno ya?

 

Información adicional

Ebook

Rústica