Casarse por vengarse

Ficha bibliográfica

Serie:Teatro 313
ISBN ebook:9788498971392
ISBN papel:9788498162165
Páginas:138
Portada:Koloman Moser: Biombo
Category:
Author:

Categoría: Etiquetas: ,

Descripción

Casarse por vengarse. Francisco de Rojas Zorrilla

 

Fragmento de la obra

Jornada primera

(Selva.)

(Sale Blanca.)

Blanca: Pardo risco de sauces coronado
alegre y fértil prado,
por quien aquella selva, esta ribera
todo el año es florida primavera;
arroyuelo sonoro,
vihuela de cristal con trastes de oro,
que huyendo de esa fuente
apresurado al mar, tan imprudente,
dejas de esa campaña el azul raso,
que aún no es tu Oriente, cuando ya es tu ocaso;
sabed (si os enternece cuanto lloro)
que a Enrique, infante de Sicilia, adoro.
Arpadas y sonoras, dulces aves,
que cantando suaves,
flores con voz os juzga ese elemento,
o copos que ha llovido el Sol al viento;
sabed (si os enternece cuanto lloro)
que a Enrique, infante de Sicilia, adoro.

(Sale Enrique por otra puerta.)

Enrique: Monte Olimpo eminente,
tú que al cielo te pones frente a frente,
y dándole desmayos,
mendigo, en resplandor le bebes rayos,
vidrieras del Sol, nubes, ofensas
del viril celestial, que a trechos densas,
para eclipsar la luz al claro día
chupáis humores a la tierra fría;
sabed (si os enternece cuanto lloro)
que a Blanca, fénix de Sicilia, adoro.
Árboles matizados de colores,
verde murta, alta hiedra, humildes flores,
bosque alegre y sombrío,
tesorero que guardas el rocío
que en perlas te entregó la blanca Aurora,
y al dar cuenta la paga se mejora,
pues si en letras de aljófar lo ha librado
en plata se lo pagas a este prado;
sabed (si os enternece cuanto lloro)
que a Blanca, fénix de Sicilia, adoro.

Blanca: En hora buena, Señor
noble Infante, dulce hechizo
de un alma en quien firme muero,
de un pecho en quien roca vivo,
seas venido a mis ojos;
que estoy tan poco conmigo
cuando en los tuyos no estoy,
que si me busco, es preciso
o en ti mismo hallarme yo
o que me bailes en ti mismo.