Constituciones fundacionales de El Salvador de 1824

1.00

Número de serie:Leyes 40
ISBN ebook:9788498976168
ISBN papel:9788498161441
Número de páginas:26
Categories:,
Autor:

Etiquetas: , ,

Descripción

Constituciones fundacionales de El Salvador de 1824

 

Fragmento de la obra

El Jefe del Estado me ha dirigido el decreto que sigue:

El Jefe Supremo del Estado del Salvador a todos los que las presentes vieren y entendieren, sabed: Que el Congreso constituyente del Estado ha decretado y sancionado la siguiente Constitución:

Nos, los representantes de los pueblos comprendidos en la Intendencia de S. Salvador y Alcaldía Mayor de Sonsonate, reunidos en Congreso constituyente, cumpliendo con los deseos de los mismos pueblos a virtud de los plenos poderes con que nos hallamos revestidos, y teniendo juntamente en consideración las bases constitucionales decretadas por la Asamblea Nacional Constituyente de la Federación: ordenamos y acordamos lo siguiente:

Capítulo I

Artículo 1. El Estado es y será siempre libre e independiente de España y de México y de cualquiera otra potencia o gobierno extranjero, y no será jamás el patrimonio de ninguna familia ni persona.

Artículo 2. Será uno de los Estados federados de la República del Centro de América.

Artículo 3. El Estado es libre, soberano e independiente en su interior administración y gobierno.

Artículo 4. El territorio del Estado se compone de los que antes comprendían la Intendencia de S. Salvador, y la Alcaldía Mayor de Sonsonate. Tiene por límites, al Oeste el río de Paz, la ensenada de Conchagua al Este, la provincia de Chiquimula y Honduras al Norte, y el mar pacífico al Sur.

Artículo 5. La Religión del Estado es la misma que la de la República, a saber: la C. A. R., con exclusión del ejercicio público de cualquiera otra.

Artículo 6. El territorio del Estado se dividirá en cuatro departamentos, a saber: el de S. Salvador, Sonsonate, S. Vicente y S. Miguel; arreglándose la demarcación de cada uno de ellos por ley particular.

Artículo 7. El Estado se denominará ESTADO DEL SALVADOR, conservando el departamento la antigua denominación de San Salvador.