Constituciones que la madre Teresa de Jesús dio a las Carmelitas

Book Information

Serie: Leyes 7
ISBN ebook: 9788499530154
ISBN papel: 9788498168181
Portada: Santa Teresa de Jesús
Categories:Leyes, Religión
Author:Teresa de Jesús
Categoría: Cultos modernos Etiquetas: España, Siglo XVII

Descripción

Constituciones que la madre Teresa de Jesús dio a las Carmelitas Descalzas es uno de los textos constitutivos de la Orden de las carmelitas descalzas.

 

Fragmento de la obra

De la orden que se ha de tener en las cosas espirituales
Los Maitines se digan después de las nueve, y no antes, ni tan después que no puedan, cuando sean acabados, estar un cuarto de hora haciendo examen en qué han gastado aquel día. A este examen se tañerá; y a quien la madre priora mandare, lea un poco en romance del misterio en que se ha de pensar otro día. El tiempo en que esto se gastare, sea de manera que al punto de las once hagan señal con la campana y se recojan a dormir. Este tiempo de examinación y oración tengan todas juntas en el coro. Y ninguna hermana salga del coro sin licencia después de comenzados los oficios.
El verano se levanten a las cinco, y estén hasta las seis en oración. En el invierno se levanten a las seis, y estén hasta las siete en oración. Acabada la oración, se digan luego las Horas hasta Nona, salvo si no fuere día solemne, o santo que las hermanas tengan particular devoción, que dejarán Nona para cantar antes de misa. Los domingos y días de fiesta se cante misa, y Vísperas y Maitines. Los días primeros de Pascua (y) otros días de solemnidad podrán cantar Laudes, en especial el día del glorioso, San José.
Jamás sea el canto por punto, sino en tono, las voces iguales. Lo ordinario sea todo rezado y también la misa, que el Señor se servirá quede algún tiempo para ganar lo necesario.
Procure no faltar ninguna del coro por liviana causa. Acabadas las Horas, vayan a sus ofiicios. A las ocho en verano, y a las nueve en invierno, se diga misa. Las que comulgaren, se queden un poco en el coro.

Constituciones que la madre Teresa de Jesús dio a las Carmelitas