El desdichado en fingir

Ficha bibliográfica

Serie:Teatro 341
ISBN ebook:9788498972160
ISBN papel:9788498162936
Páginas:144
Portada:Teatro romano de Palmira
Category:
Author:

Etiquetas: , ,

Descripción

El desdichado en fingir tiene muchos temas comunes con La verdad sospechosa, obra maestra de Juan Ruiz de Alarcón. Las dos comedias tratan el tema del mentiroso que urde embustes para conseguir su cometido. Como castigo a sus mentiras, los galanes protagonistas pierden a la mujer que aman y por la que tanto han luchado. Aun así, la estructura psicológica de los personajes principales de las dos obras es distinta en muchos aspectos.​ El desdichado en fingir relata la lucha de un hombre contra su propio destino, en el que sus únicas armas son la perseverancia, la valentía y la voluntad, aunque su punto de vista irónico dificulte apreciar estos rasgos. Al principio de la pieza, Arsenio, el galán de El desdichado en fingir, parece ser un hombre, recto, paciente ante la adversidad, incapaz de fingir. Luego la trama descubre sus muchos engaños.

 

Fragmento de la obra

Jornada primera

(Sale Arseno con botas, y espuelas, y Ardenia teniéndolo.)

Ardenia: ¿Por qué te quieres partir,
y que yo sin alma quede?

Arseno: ¿Con un Príncipe quién puede,
bella Ardenia, competir?

Ardenia: El Príncipe para mí
tú solamente lo eres.

Arseno: Bien conozco las mujeres.

Ardenia: Y yo, fementido, a ti,
Que por partirte condenas
sin culpa mi firme pecho.

Arseno: ¿Que dellas en vano han hecho
juramento de ser buenas?

Ardenia: No habrán arriesgado el bien
que yo, Arseno, en quebrantallo.

Arseno: Al que más merece hallo,
que lo quebrantan más bien.

Ardenia: Pues dime, ¿qué puede haber
que te dé satisfacción?

Arseno: Tener de ti posesión.

Ardenia: Será en siendo tu mujer.

Arseno: ¿Cuándo tanto bien aguardo?

Ardenia: Estorbos deja pasar.

Arseno: No sufre tanto aguardar
el vivo fuego en que ardo.

Ardenia: Mi fe, que vivas, pretende,
si alarga la coyuntura,
porque no estará segura
vida que a un Príncipe ofende.

Arseno: Si tú quieres, lo ha de estar.

Ardenia: Si él me quiere, no lo está.

Arseno: ¿Pues cuándo no te querrá?
¿Eres tú para olvidar?

Ardenia: El tiempo es bastante medio
para apagar mayor llama.