El divino cazador

1.00

Book Information

Serie:Teatro 27
ISBN ebook:9788499530901
ISBN papel:9788496428348
Páginas:18
Portada:El divino cazador en versión de amanuense
Categories:,
Author:

Etiquetas: ,

Descripción

El divino cazador es uno de los autos sacramentales de Calderón de la Barca.

 

Fragmento de la obra

Acto único

(Sale el género humano con barba larga vestido de labrador.)

Género humano: Verde apacible esfera
hermosa patria de la primabera
que llena de colores
humano cielo de diuinas flores
tan viçarra te ostentas que con ellas
no tienes que embidiar a las estrellas
pues en su monarquia
si vnas brillan de noche otras de día
tu que partida en barios oriçontes
sufres la pesadumbre delos montes.
delos mares los troncos y los frutos
y alcaçar delos hombres y los brutos
todo su centro natural te aclama
fertil prouida tierra (tierra) quien me llama
Jenero humano. que aguardes hasta luego
(Sale el aire.) con plumas en el sombrero
queamis voces tambien concurra el fuego
Lebe rejion suprema
que aqui nos vivifica allanos quema
dandonos ya fabores ya desmayos
avn tiempo tus reflejos y tus rayos
en quien templado o rriguroso andas
de Dios vltima yra (fuego) que me mandas
Por significar con esto
que es mi ser en todo ser
caduco y perecedero
Ya saveis que dela nada
racional mundo pequeño
a quien responden en quatro
humores quatro elementos
me formo y que su virrey
me apellido pues que tengo
a mi cargo las especies
de quanto vibe supuesto
queala obediciencia del hombre
quanto nacio nacio atento
dandome todas las cosas
ley vasallaje y ymperio
La tierra en su tierna ynfancia
me rindio sinel desvelo
de sobornarla el sudor
de fatigarla el tormento
todos sus frutos tanmios
que saçonados y tiernos
cojerlos nome costaba
mas afanes que cojerlos
sus mas simples animales
sus animales mas fieros
Domesticamente humildes
me lisonjeaban teniendo
al arbitrio demi voz.
ynferior conocimiento
el ayre en suabes auras
siempre me alagaba siendo
a todas oras fabonio
a ningunas oras cierço
dulcemente me seruia
aquel suavisimo açento
cuerda conque concertado
andaba siempre acadentro
del relox. del coraçon
el volante del aliento
el mar en secretas venas
que penetraban el centro
dela tierra jeneroso
se desangraba coriendo
fuentes que arroyos formaron
arroyos que rios se hicieron
paraque yo diuirtiese
la vista y la sed avn tienpo
el fuego me yluminaba
consus templados reflejos.
dando al natural calor
vigores y no ardimientos.