El modernismo

Ficha bibliográfica

Serie: Historia 77
ISBN ebook: 9788490075821
ISBN papel: 9788490078846
Páginas: 56
Portada: Anuncio de Air France
Notas de: Carlos Brandt
Categories:Historia, Pensamiento
Author:Carlos Brandt
Categorías: Ediciones anotadas, Historia Etiquetas: Latinoamérica, Siglo XX, Venezuela

Descripción

El modernismo es un libro escrito en 1906 inspirado en las ideas de Max Nordau, un desaforado opositor a los decadentistas y, en general, contra todos los artistas del momento. Carlos Brandt, también enemigo enconado del modernismo estético, escribió este libro polémico en extremo, cuestionando las carencias intelectuales y la degeneración física, cerebral y moral de los escritores modernistas. La obra fue centro de discusiones apasionadas en un medio literario que resultaba ajeno y distante para el autor.

 

Fragmento de la obra

A manera de prólogo

Señor doctor
Max Nordau
París

Muy respetado señor doctor, y eximio y caro maestro: Inspirado en las ideas tan valientemente emitidas por usted en su insigne obra La degeneración, y, aguijoneado por el deseo de propagarlas aún más, si cabe, publiqué ahora tiempo un extenso artículo intitulado «El Modernismo», encaminado a impugnar el movimiento artístico conocido con ese mismo nombre, e indicando los perjuicios de su influencia desastrosa. A consecuencia de dicho artículo, que mereció los honores de la reproducción por parte de varios importantes periódicos, recibí algunas muy valiosas felicitaciones en las cuales se me excitaba también a continuar escribiendo sobre aquel mismo tema, en obsequio del actual desarrollo y buen nombre de nuestra literatura, hoy tan cruelmente azotada por los grafómanos modernistas.
Alentado por tal éxito, que considero únicamente como fruto de sus importantes investigaciones, resolví escribir el presente libro, que dedico a usted para hacer de ese modo, más sonora la constancia que hago de que, sin aquellas, jamás me habría sido posible llevarlo a cabo. La saludable influencia que para crearlo ejercieron sus interesantes observaciones, ricas y sabias conclusiones, hace que éstas se encuentren reflejadas en muchas de sus páginas, en donde las hallará usted como tapiz flamenco vuelto del revés.
Es tan eminente y meritoria su distinguida personalidad, y son tan pobres y humildes mis esfuerzos intelectuales, que a no ser por las expuestas razones, nunca me habría tomado la licencia de presentarlos en homenaje a uno de los más gallardos paladines de la idea, y una de las más vastas capacidades intelectuales de todos los tiempos: al ilustre autor de Las mentiras convencionales. Por no tener a la mano ejemplos más apropiados para criticar la pintura y la escultura modernistas, he de conformarme con exponer en el presente libro un cuadro de Botticelli y una estatua de Falguière; empero consuélame el pensar que si existen obras más adecuadas para el caso, o sea más modernistas que las citadas, en cambio éstas me bastan para dar al lector una idea precisa de lo que es el modernismo, demostrándole, a un mismo tiempo, que dicho arte es completamente absurdo, y que el talento, cuando no va guiado por nobles ideales, podrá producir efectos sugestivos y hasta interesantes, pero de ninguna manera creaciones bellas y de aliento. Lo mismo puedo decir también con respecto a la crítica que hago sobre la literatura modernista, que para muestra basta un botón. Sin embargo, debo confesar que si he echado mano de Rubén Darío, no es a falta de otro más importante, sino por ser dicho escritor uno de los más influyentes modernistas hispanoamericanos.

Edición de referencia: Biblioteca Ayacucho.