Historia de las Indias. Selección

3.00

Número de serie: Historia 97
ISBN ebook: 9788499531663
ISBN papel: 9788499531670
Número de páginas: 202
Category:
Author:

Etiquetas: , , , , , ,

Descripción

La Historia de las Indias de Bartolomé de las Casas explica y comenta los tres primeros viajes de Colón a la Indias, así como otras expediciones de descubrimiento y conquista. Aunque Las Casas admiraba a los «descubridores», no elude la responsabilidad de estos en la destrucción del Nuevo Mundo, de modo que su rigor histórico resulta tan notable como su sensibilidad humana. El lector advertirá aquí los rasgos característicos del conjunto de la obra de un hombre que, además de ser parte y testigo de la Conquista, procuró ser un cristiano consecuente, consagrando una parte importante de su vida y su capacidad intelectual a la defensa de los derechos de los indios. Las Casas fue con Cristóbal Colón en el segundo viaje  a América. Llegó a la Isla de La Española en 1502 y, aunque se estableció allí como colono y encomendero, en 1511 un sermón de fray Antonio de Montesinos le hizo cambiar de vida: en 1515 se incorporó a la orden de los dominicos. Desde entonces, se convirtió en el primer y más feroz crítico del colonialismo español. En 1542 escribió Brevísima relación de la destrucción de las Indias, donde denunciaba la esclavitud a que se sometía a los indios y ponía en evidencia que la evangelización de los colonos se había convertido en un genocidio. Más tarde, entre 1552 y 1561, escribiría esta Historia de las Indias.

Imagen de portada tomada de Narratio regionum Indicarum per Hispanos quosdam devastatarum, ilustrada por Jean Théodore de Bry.

 

Fragmento de la obra

Llegado, pues, ya el tiempo de las maravillas misericordiosas de Dios, cuando por estas partes de la tierra (sembrada la simiente o palabra de la vida) se había de coger el ubérrimo fruto que a este orbe cabía de los predestinados, y las grandezas de las divinas riquezas y bondad infinita más copiosamente, después de más conocidas, más debían ser magnificadas, escogió el divino y sumo Maestro entre los hijos de Adán que en estos tiempos nuestros había en la tierra, aquel ilustre y grande Colón, conviene a saber, de nombre y de obra poblador primero, para de su virtud, ingenio, industria, trabajos, saber y prudencia confiar una de las egregias divinas hazañas que por el siglo presente quiso en su mundo hacer. Y porque de costumbre tiene la suma y divinal Providencia de proveer a todas las cosas, según la natural condición de cada una, y mucho más y por modo singular las criaturas racionales, como ya se dijo, y cuando alguna elige para, mediante su ministerio, efectuar alguna heroica y señalada obra, la data y adorna de todo aquello que para cumplimiento y efecto della le es necesario, y como éste fuese tan alto y tan arduo y divino negocio, a cuya dignidad y dificultad otro alguno igualar no se puede, por ende a este su ministro y apóstol primero destas Indias creedera cosa es haberle Dios esmaltado de tales calidades naturales y adquísitas, cuantas y cuales para el discurso de los tiempos y la muchedumbre y angustiosa inmensidad de los peligros y trabajos propincuísimos a la muerte, la frecuencia de los inconvenientes, la diversidad y dureza terrible de las condiciones de los que le habían de ayudar, y finalmente, la cuasi invincible, importuna, contradicción que en todo siempre tuvo, como por el discurso desta historia en lo que refiere a él tocante, sabía que había bien menester.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

También te recomendamos…