Historia de sor María de la Visitación

3.00

ISBN rústica: 9788498163445 SKU: 9788498979824 Categoría: Etiquetas: , ,

Descripción

En Historia de sor María de la Visitación Fray Luis de Granada hace un relato apasionado de la vida de esta religiosa portuguesa. Fray Luis dio plena legitimidad a las llagas y estigmas de la monja. Afrontando las denuncias de falsedad que contra esta se hicieron. Más tarde el propio fray Luis se arrepintió de su defensa de sor María de la Visitación y escribió su Sermón contra los escándalos en las caídas públicas.
La historia ha sido referida también en otros libros publicados por Linkgua: por Marcelino Menéndez y Pelayo en su Historia de los heterodoxos españoles, por Antonio Mira de Amescua en su obra La vida y la muerte de la monja de Portugal.

 

Fragmento de la obra

PRÓLOGO
En el cual se declara el argumento y materia de lo contenido en esta historia y de los fundamentos que hay para dar crédito a las cosas que en ella se escriben
Costumbre fue de muchos insignes autores escribir las vidas de algunas personas notables que florecieron en sus tiempos, como lo hizo San Hierónimo, y San Gregorio en sus Diálogos, y Teodoreto en la Historia religiosa, y Paladio en la suya, y otros que sería largo de contar; y, si éstos no usaran de esta diligencia, careciera hoy la Iglesia de la edificación y fruto que de estas historias se recibe. Movíme por este ejemplo (aunque mi autoridad sea tan desigual), a escribir las vidas de algunas personas de gran virtud que en mi tiempo conocí y traté familiarmente, pareciéndome que, no lo haciendo, cometía hurto contra la sangre de Cristo (de la cual proceden todos estos bienes) y contra la gloria de Nuestro Señor cuyas obras y maravillas dijo el ángel San Rafael a Tobías que debían ser publicadas.
Y no faltan en nuestros tiempos por la bondad y providencia de Nuestro Señor, en diversas partes de la cristiandad, algunas personas de notable santidad que han dado y pueden dar materia de escribir a los que tovieren celo de la gloria de Nuestro Señor y de sus siervos. Porque en la ciudad de Valencia han florecido agora dos grandes varones, uno de la orden de nuestro padre Santo Domingo por nombre fray Luis Bertrán y otro de la orden del glorioso padre San Francisco, por nombre fray Nicolás Factor, cuyas vidas ordenó Nuestro Señor que se escribiesen, y así se leen no sin mucho fructo y edificación de los fieles. Y el mismo Señor, que honró a Valencia con estos dos santos varones, honró también a Lisboa con dos señaladas mujeres, una dominica, por nombre soror María de la Visitación, y otra de la tercera regla del glorioso padre San Francisco, por nombre Ana de las Llagas; y, lo que más es, a ambas señaló Nuestro Señor con las insinias de su sagrada pasión.

También te recomendamos…