Historia de Yucatán

4.00

Número de serie: Historia 206
ISBN ebook: 9788498976571
ISBN papel: 9788498166408
Páginas: 508
Categories:,
Author:

Categorías: , , Etiquetas: , ,

Descripción

Historia de Yucatán fue publicada en Madrid en 1688, y reimpresa en 1842 y 1867, es una obra con información compilada por Diego Lopez de Cogolludo en una época en la cual las fuentes históricas más antiguas, hoy desaparecidas, eran aún accesibles.

 

Fragmento de la obra

Capítulo I. De las primeras noticias confusas que hubo de Yucatán, y como le descubrió Francisco Hernández de Córdoba

Gloriosos principios dignos de eterna memoria, no fábulas fingidas para gloria de la Nación Española; verdades sí admiradas del Orbe, emuladas del resto de las Monarquías; gran parte de un nuevo mundo (según el común lenguaje) manifestado a nuestra posteridad, y conquistado por el valor de pocos españoles, ofrecen asunto a la rudeza de mi pluma, escribiendo esta historia de Yucatán, que manifestado, ocasionó a la corona de Castilla la posesión de los amplísimos reinos de la Nueva España y sus riquezas. Habiendo el almirante don Cristóbal Colon descubierto la Isla Española y demás provincias, que en las historias de estos reinos se leen, hasta su cuarto viaje, que hizo a ellas desde las de España, pasado las calamidades, que se leen en la historia general de Herrera, y vagueando por el Océano; le llevaron sus corrientes a dar vista a las Islas que están cerca de Cuba. La contradicción de los vientos, oposición de las corrientes, no verse el Sol, ni las estrellas, la continuación de los aguaceros, truenos y relámpagos, que abortaban las nubes; no les dio lugar a más que hallarse sesenta leguas del puerto de Yaquimo, después de sesenta días que de él había salido. Enfermaron los marineros con los grandes trabajos, y aun el cuidado con que el almirante había estado en ellos, le puso en riesgo de perder la vida. Procediendo adelante con no menores peligros, descubrió una Isla pequeña con otras tres o cuatro junto a ella bien pobladas, que llamaron Guanajas, por haberle dado los indios este nombre a la primera, que vieron. Salió a tierra don Bartolomé hermano del almirante, a reconocer la gente por mandato suyo, y vio venir de la parte Occidental una canoa de admirable grandeza, en que venían veinticinco indios, que viendo los bajeles de nuestros españoles, ni se pusieron en fuga, ni usaron de defensa, con el miedo que concibieron de ver gente para ellos tan nueva. Fue la canoa a vista del almirante, que hizo subir a su navío los indios, mujeres, e hijos que llevaban. Halló ser gente vergonzosa y honesta, porque si les tiraban de la ropa, con que iban cubiertas, al punto se cubrían: cosa que dio mucho gusto al almirante, y a los que tenía consigo.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.