Historia general de Chile I

4.00

Ficha bibliográfica

Serie:Historia 57
ISBN ebook:9788498976496
ISBN papel:9788498167337
Páginas:466
Portada:Claudio Gay: Plaza de la Independencia en Santiago de Chile
Notas de:Diego Barros Arana
Category:
Author:

Categorías: , , , Etiquetas: , ,

Descripción

Escrita por Diego Barros Arana, uno de los más grandes eruditos de Latinoamérica, la Historia general de Chile relata toda la historia del país desde la prehistoria hasta 1830.

 

Fragmento de la obra

Prólogo
La publicación de una nueva Historia de Chile, después de los diferentes libros que existen con títulos análogos, exige algunas palabras que la justifiquen.
Las obras que al presente forman la literatura histórica de Chile se clasifican en tres grupos diferentes.
Pertenecen al primero unas cuantas crónicas o memorias escritas por contemporáneos de los sucesos que narran. Sus autores fueron generalmente soldados más o menos inteligentes, pero desprovistos de los conocimientos y de la práctica literaria que dan a los libros formas cuidadas y agradables. Dispuestas de ordinario con poco método, redactadas con desaliño, esas crónicas son, sin embargo, un auxiliar poderoso del historiador. No solo consignan noticias preciosas y casi siempre exactas sobre los hombres y los sucesos pasados, sino que las revisten de un colorido especial que nos permite penetrar en el espíritu y en las ideas de esos tiempos. Estas crónicas, desgraciadamente muy escasas, se refieren a períodos sumamente limitados, de tal suerte que fuera de éstos, el historiador no puede disponer de ninguna guía de esa clase.
El segundo grupo es compuesto por obras de muy distinto género. Escritores inteligentes e ilustrados, investigadores laboriosos, se han propuesto estudiar ciertas épocas o materias determinadas, y han formado monografías o historias parciales que dejan ver un prolijo examen de los documentos, una exposición ordenada y metódica de los hechos, un criterio elevado para juzgarlos y, con frecuencia, un verdadero arte literario en la narración. Estos libros, fruto de la cultura a que ha llegado nuestro país en los últimos años, son fragmentos notables de la historia nacional, interesantes para todo tipo de lectores, y utilísimos para el historiador que emprende una obra más vasta y más general; pero no se complementan unos con otros, y dejan, incluso, largos períodos históricos casi absolutamente inexplorados.
Forman el tercer grupo, que es el más abundante, pero, al mismo tiempo, el menos valioso de todos, las obras de conjunto, las llamadas historias generales. Desde el padre jesuita Alonso de Ovalle, que escribía en la primera mitad del siglo XVII, hasta el sabio naturalista francés, que 200 años más tarde emprendía por encargo de nuestro gobierno la publicación de la Historia física y política de Chile, hay una larga serie de escritores que se propusieron consignar en libros, más o menos extensos, todos los hechos históricos ocurridos en nuestro país, acerca de los cuales pudieron procurarse noticias. Desgraciadamente, ni los escasos materiales de que disponían, ni la limitada preparación literaria del mayor número de esos escritores, correspondían a la magnitud de este propósito. Ellos desconocieron, o quizá solo conocieron por fragmentos, las crónicas primitivas; no tuvieron a su alcance sino una porción muy reducida de los documentos en que debe apoyarse el historiador, y solo adquirieron sobre muchos sucesos nociones vagas, incompletas y equivocadas. Sus obras, aunque fruto de un buen propósito y de una laudable laboriosidad, distan considerablemente de satisfacer la curiosidad de los lectores de nuestra época, que buscan en la historia algo más que la relación interminable y desordenada de batallas muchas veces de escaso interés. Esos libros, por otra parte, prestan un servicio de importancia apenas relativa al historiador que dispone de más abundantes materiales para comprobar la verdad. Coordinadas con poco método, concebidas con escasa crítica, no solo para juzgar los sucesos sino para apartar las tradiciones falsas y a veces las patrañas más absurdas, esas historias, al paso que carecen de un estudio cabal de los hechos y de los documentos históricos, olvidan casi por completo los acontecimientos que no son de un carácter militar, descuidan la cronología y cada una de ellas reproduce y aumenta los mismos errores que se hallaban consignados en los libros anteriores.

 

Índice de la obra

Capítulo I. La cuestión de los orígenes
Capítulo II. El territorio chileno. Sus antiguos habitantes. Los fueguinos
Capítulo III. Unidad etnográfica de los indios chilenos; conquistas de los incas en Chile
Capítulo IV. Estado social de los indios chilenos: la familia, la tribu, la guerra
Capítulo V. Estado social de los indios chilenos: la industria, la vida moral e intelectual
Parte segunda. Descubrimiento y conquista. Hernando de Magallanes
Capítulo I. Magallanes, 1520
Capítulo II. Expediciones de Loaisa, 1525, y de Alcazaba, 1534
Capítulo III. Almagro 1535-1537
Capítulo IV. Valdivia; su entrada a Chile. Fundación de Santiago (1539-1541)
Capítulo V. Valdivia; los primeros días de la Conquista; destrucción y reedificación de Santiago (1541-1543)
Capítulo VI. Valdivia; exploración del territorio; los primeros repartimientos de indios (1544-1546)
Capítulo VII. Valdivia; su viaje al Perú; gobierno interino de Francisco de Villagrán (1546-1548)
Capítulo VIII. Valdivia: su regreso a Chile con el título de Gobernador (1548-1549)
Capítulo IX. Valdivia: organización administrativa y social de la colonia (1541-1553)
Capítulo X. Valdivia: primera campaña de Arauco; fundación de nuevas ciudades (1550-1552)
Capítulo XI. Valdivia: sus últimas campañas y su muerte (1552-1554)

También te recomendamos…