Juan Moreira

Ficha bibliográfica

Serie:Narrativa 115
ISBN ebook:9788499531809
ISBN papel:9788498975192
Páginas:232
Categories:,
Author:

Categoría: Etiquetas: , ,

Descripción

La novela Juan Moreira, de Eduardo Gutiérrez, tuvo gran popularidad y fue llevada al teatro, el cine y el cómic.
Moreira (Flores 1829-Lobos, 1874) fue un gaucho argentino. Su padre fue el mazorquero José Custodio, un español que integró el Cuerpo de Serenos, célebre por su crueldad. Se afirma que el mismo Rosas le entregó al padre de Moreira un sobre cerrado con la orden de que lo llevase al comandante de los cuarteles de Santos Lugares. El sobre contenía la orden de ajusticiar de inmediato al portador, y así sucedió.
Durante casi treinta años Juan Moreira tuvo una vida tranquila, dedicado al trabajo rural. Su casamiento con «la Vicenta» marcó el inicio de su tragedia pues el teniente alcalde de la zona –conocido como Don Francisco– también estaba enamorado de ella. Primero Don Francisco le impuso una multa de 500 pesos por no solicitar una autorización para festejar la boda.
Por entonces Moreira había prestado al almacenero del pueblo, unos 10.000 pesos; este se negaba a devolver el préstamo y Moreira lo denunció ante el teniente alcalde. El supuesto deudor negó los hechos y Moreira fue castigado esta vez con cuarenta y ocho horas de reclusión. Moreira juró dar una puñalada por cada 1.000 pesos de deuda y cumplió su promesa en un duelo a cuchillo. Luego peleó contra Don Francisco y cuatro soldados dando muerte a Don Francisco y a dos soldados más.
Juan Moreira recorrió las ciudades de Navarro, General Las Heras, Lobos, 25 de Mayo y pasó algún tiempo en las tolderías del Cacique Coliqueo. A su regreso, continuó su vida errante y se enfrentó a las fuerzas del orden.
En abril de 1874 el gobernador de la provincia de Buenos Aires envió a la policía, y Moreira quedó rodeado en el almacén y pulpería «La Estrella». Allí peleó con todas sus mañas y en la huida fue herido de muerte por una bayoneta de un policía que perforó su pulmón izquierdo. Aun así, Moreira alcanzó a disparar su trabuco hiriendo en la cara al policía, quien perdió un ojo y cuatro dedos de un hachazo.