La Australia Argentina

3.00

Agotado

Book Information

Serie:Narrativa 460
ISBN ebook:9788499535197
ISBN papel:9788498973464
Páginas:488
Portada:Fueguinos en su canoa
Prólogo de:Bartolomé Mitre
Edición anotada:Roberto Jorge Payró
Ilustrador:Autores varios
Categories:, ,
Author:

Categorías: , Etiquetas: , ,

Descripción

La Australia argentina: excursión periodística a las costas patagónicas, Tierra del Fuego e Isla de los Estados. Roberto Jorge Payró

 

Fragmento de la obra

I. En marcha
—¿Estará usted listo para el 5? Hoy es 2, y no hay tiempo que perder.
—Sí, señor; estaré.
Venía yo de Santa Fe, donde acababa de asistir a la comedia política representada con motivo del cambio de gobernador, y la dirección de La Nación me invitaba a hacer un viaje al extremo austral de la República, visitando cuanto paraje encontrara al paso. La misión me sonreía, pues con ella iba a realizarse uno de mis mayores deseos: conocer esas tierras patagónicas en que muchos hombres de pensamiento cifran tan altas esperanzas, experimentar las impresiones de una navegación en pleno océano, y quizá ser útil a los habitantes cuasi solitarios de aquellas apartadas comarcas.
La partida del transporte nacional Villarino estaba fijada para el 5 de febrero, a las 10 de la mañana. Debía llevar a su bordo al doctor Francisco P. Moreno, perito argentino, y sus ayudantes militares y civiles, hasta Santa Cruz, punto de arranque de la nueva expedición emprendida por el infatigable hombre público.
El 5 estuve listo, pero la partida fue postergándose hasta el 12, porque era necesario ensayar las dos lanchas Tornicroft que el doctor Moreno iba a llevar consigo para explorar los lagos Argentino y Buenos Aires. Por fin hubo que limitar ese ensayo a la prueba de la caldera con presión de agua, y embarcar la lancha que se había armado, sin desarmarla completamente.
El 12 a las diez en punto estábamos todos embarcados; y el Villarino se veía lleno de gente que acudía a despedirse de los viajeros, tan numerosos que apenas podían revolverse en la cubierta. El día, bastante caluroso, era magnífico, y el buque, amarrado en la dársena sur, frente al depósito número 1, manchaba el cielo azul con una ligera columna de humo que, al ascender, envolvía la flameante bandera de salida enarbolada en el trinquete.
—¡Buen viaje!