La crueldad por el honor

Ficha bibliográfica

Serie:Teatro 348
ISBN ebook:9788498979251
ISBN papel:9788498162998
Páginas:126
Portada:Girolamo da Cotignola: Vista de la ciudad
Category:
Author:

Etiquetas: , ,

Descripción

La crueldad por el honor fue escrita por Juan Ruiz de Alarcón entre 1619 y 1622.  Es una de sus comedias sobre los conflictos del honor. Aquí, mediante monólogos muy bien logrados, Ruiz de Alarcón expone su visión de lo que debería ser un buen gobierno: «justo, honesto y benévolo con sus súbditos».​ Cabe añadir que en La crueldad por el honor se cometen atrocidades inútiles, en nombre del honor.

 

Fragmento de la obra

Jornada primera

(Sale Zaratán de caza, cojeando.)

Zaratán: ¡Ay! ¡Doy al diablo la caza;
que él sin duda la inventó!
¡Ay! ¿Que pudiéndola yo
cómodamente en la plaza
de Zaragoza escoger,
sin arriesgar por seguilla
un cabello, una rodilla
me venga al campo a romper?
¿Que tan a costa y despecho
de su descanso, a la sierra
se parta un hombre a dar guerra
a un gazapo? ¿Qué me han hecho
las liebres y los conejos?
Como mujer es quien da
en cazar, que a misa va
siempre a la iglesia más lejos.
Pues si la caza se estima
por ser viva imitación
de la guerra, esa razón
la condena; que la esgrima
a las pendencias imita,
y se ve ordinariamente
que en la blanca no es valiente
quien más la negra ejercita;
y quien más use en la sierra
seguir el bruto cobarde,
confío menos que aguarde
a un enemigo en la guerra;
que enseñarse a la conquista
de quien no sabe aguardar,
es enseñarse a extrañar
enemigo que le embista.
Dirá alguno: «Esa razón
cesa en la caza del oso,
que aguarda y es animoso,
y mata de un pescozón».
Yo digo que es loco error,
por solo gusto, arrojarse
donde puede ser ahogarse
el más diestro nadador;
que si me arriesgo en la sierra
a morir por enseñarme,
¿pueden a más condenarme,
si voy bisoño a la guerra?

(Sale Nuño, de peregrino, bien tratado.)

Nuño: Dadle por Dios, caballero,
a este peregrino…

Zaratán: Bien
manifiesta serlo quien
no ve que soy escudero.
Mas, decidme, ¿en el olor
a un pobre no conocéis?