La hija del aire I

3.00

Book Information

Serie:Teatro 59
ISBN ebook:9788498970791
ISBN papel:9788498164275
Páginas:150
Portada:Augusto Valli: Semíramis moribunda sobre la tumba de Nino
Category:
Author:

Etiquetas: ,

Descripción

La hija del aire (1653) es una pieza de Calderón de la Barca con base mitológica. Relata la historia de Semíramis, la reina de Asiria y fundadora de Babilonia, mujer seductora y guerrera, nacida bajo el signo de la violencia (su padre había violado a su madre, ésta lo había ejecutado y a su vez había muerto durante el parto). Semíramis, es acusada por el rey de Lidia de usurpar el poder que debía ser ejercido por Ninias (hijo de Semíramis y de Nino). Tras la acusación el rey de Lidia y Semíramis se declaran la guerra. El pueblo reclama el poder para Ninias y Semíramis renuncia, hace terribles amenazas al reino, y reaparece disfrazada de Ninias aprovechando el gran parecido que tiene con él.

 

Fragmento de la obra

Jornada primera

(Dice Menón dentro los versos siguientes.)

Menón: Haced alto en esta parte,
y en uno y otro escuadrón
divididos, saludad
con salva al Rey mi señor.

(Tocan cajas, y dice Lisias a la otra parte.)

Lisias: Cantad aquí, mientras llega
el Rey a estos montes hoy;
y a aquellas salvas de Marte
sucedan las del Amor.

Músicos: «Coronado de laureles,
lleno de fama y de honor,
vuelva el valeroso Nino
a los montes de Ascalón.»

(Ha de haber una puerta de una gruta al lado izquierdo, y dentro den golpes, y dice Semíramis dentro.)

Semíramis: Tiresias, abre esta puerta,
o a manos de mi furor,
muerte me dará el verdugo
de mi desesperación.

(Sale Tiresias, viejo, vestido de pieles largas, como sacerdote antiguo, y dice los versos siguientes con admiración.)

Tiresias: Allí trompetas y cajas,
de Marte bélico horror;
allí voces y instrumentos,
dulces lisonjas de Amor,
escucho; y cuando informado
de tan desconforme unión
de músicas, a admirarme
en las causas de ella voy,
estos golpes que a esta puerta
se dan, y en mi corazón,
a un tiempo me han detenido.
¡Confuso y medroso estoy!

(Dentro Menón. Suenan cajas.)

Menón: Haced salva, que ya el Rey
desde aquí se descubrió.

(Dentro Lisias.)

Lisias: Vuelva la música a dar
al aire su dulce voz.

(Dentro Músicos.)

Músicos: «A tanta admiración
suspenso queda en su carrera el Sol.»

(En la gruta Semíramis, suenan golpes.)

También te recomendamos…