Las Siete Partidas. Selección

Ficha bibliográfica

Serie: Leyes 5
ISBN ebook: 9788499532905
ISBN papel: 9788498167191
Páginas: 242
Portada: Joaquín Domínguez Bécquer: Retrato de Alfonso el Sabio
Editor: Antonio García Solalinde
Categories:Historia, Leyes, Pensamiento
Categoría: Judaísmo Etiquetas: España, Siglo XIII

Descripción

Las Siete Partidas es un cuerpo normativo redactado en Castilla, durante el reinado de Alfonso X (1252-1284), con el objetivo de dar uniformidad jurídica al Reino. Su nombre original era Libro de las Leyes, y hacia el siglo XIV recibió su actual denominación, por las secciones en que se encuentra dividida.
Las siete partidas, inspiradas en el derecho romano de Justiniano, fueron la base del pensamiento jurídico español en el bajo medioevo. Algunos estudiosos cuestionan que Alfonso el Sabio haya sido el autor del presente texto. En todo caso se sabe que al menos supervisó su redacción y parece posible que en la escritura del mismo participase una comisión de juristas nombrada a tal efecto.
En este libro se regulan las relaciones entre los hombres y la divinidad; y cuestiones como el matrimonio, los juramentos, los retos y las relaciones entre cristianos, musulmanes y judíos son aquí normalizadas en un corpus jurídico.
El libro consta, como su nombre lo indica, de siete partidas propiamente dichas, cada una contiene sus leyes respectivas.

Partida I. Cuenta con 24 títulos y se ocupa de las formas de producción del Derecho y la religión católica.

Partida II. Consta de 31 títulos y se ocupa de los emperadores, de los reyes y otros nobles. Su contenido es, por tanto, fundamentalmente político.

Partida III. Son 32 títulos. Esta partida trata del derecho procesal (agentes judiciales, pruebas, sentencias, apelaciones, revocación y ejecución de las mismas, etc.), e incluye, con gran acopio de modelos documentales.

Partida IV. Son 27 títulos que se ocupan del derecho de familia: matrimonio, causas de divorcio, filiación, tutela de menores, etc. También incluye dentro del concepto de familia, las situaciones de dependencia por razón de servicio (criados y siervos), de vasallaje o de amistad.

Partida V. Cuenta con 15 títulos y habla sobre los préstamos, cambios, compras y otros contratos, así como a la forma de resolver los conflictos que de ellos se derivasen. Es la Partida que se ocupa, por tanto, del derecho civil y las obligaciones.

Partida VI. Dispone de 19 títulos que se ocupan del derecho civil y las sucesiones. Más en concreto, de todo lo referente a los testamentos, herencias, desheredamiento, mandas, particiones y tutela de bienes de menores.

Partida VII. Cuenta con 34 títulos y trata del derecho penal en general y de los delitos. También se considera el tema de las prisiones, tortura de presos y, lo que resulta más sorprendente, el estatuto de moros y judíos.

 

Fragmento de la obra

Partida Primera

Título 1. Que habla de las Leyes

A servicio de Dios y por comunal de todos hacemos este libro porque los que lo leyeran hallasen en él todas las cosas cumplidas y ciertas para aprovecharse de ellas, y repartimos en títulos, que quiere decir tanto como suma de las razones que son mostradas y en estas razones se muestran las cosas cumplidamente según son y por el entendimiento que tienen son llamadas leyes. Las gentes ladinas llaman leyes a las creencias que tienen los hombres, y cuidarían que las de este libro no hablasen sino de aquellas, por ello, por sacarlos de esta duda, haremos entender qué leyes son estas.

Ley 1

Para establecer de cómo los hombres han de creer y guardar la fe de Jesucristo, así como ella es, y otrosí de cómo sepan vivir los unos con los otros bien y ordenadamente según el placer de Dios y otrosí, según conviene a la vida de este mundo, viviendo en derecho y en justicia.

Ley 2

Ius naturale quiere decir en romance como derecho natural tienen en sí los hombres y aun los otros animales con sentidos. Otrosí ius gentium en latín quiere decir como derecho común a todos, el cual conviene a los hombres y no a los otros animales porque los hombres no podrían vivir entre sí en paz, sino usasen de él, pues este derecho cada hombre conoce lo suyo y le son repartidos los campos y los términos de las villas. Y otrosí son los hombres todos para loar a Dios y obedecer a sus padres y a sus madres y a su tierra, que en latín se llama patria. Y otrosí consiente este derecho a que cada uno se pueda amparar contra aquellos que deshonra o fuerza le quisieren hacer. Y aun más, toda cosa que haga por defenderse de la fuerza que quieran hacer contra su persona, que se entienda que lo hace con derecho.

Ley 3

Las leyes son unas en cuanto a derecho, de dos maneras se reparten en cuanto a razón; la una es en favor de las almas, la otra es en favor de los cuerpos; la creencia religiosa y la buena vida: y de cada una diremos como se deben hacer; y por estas dos se gobierna todo el mundo, las dos tienen premio y escarmiento según merecimiento de los hechos. Por esa razón mandamos a poner en este libro tanto el galardón por el bien, como el escarmiento por el mal.