Los amantes de Teruel

3.00

Número de serie:Teatro 155
ISBN ebook:9788498979183
ISBN papel:9788498167122
Número de páginas:116
Category:
Autor:

Etiquetas: ,

Descripción

Los amantes de Teruel narra una historia ocurrida en dicha ciudad. En Teruel suenan campanas de boda mientras llega a la villa Diego de Marcilla que regresa rico y famoso tras tomar parte en múltiples batallas en España. Diego está enamorado desde niño de Isabel de Segura. Pero ella es de una familia importante, y él es segundo hijo de otra más modesta. Sin embargo, el padre de Isabel accede a darle cinco años para enriquecerse, tras los cuales podrá desposar a Isabel. Al llegar descubre que Isabel de Segura acaba de casarse. Le pide un beso pero ella se niega porque ahora pertenece a otro hombre. Diego no resiste la negativa y muere en el acto. Al día siguiente, en los funerales, aparece Isabel de Segura. Se acerca a su amado para darle el beso que le negó en vida, y tras ello muere. La tradición asegura que Los amantes de Teruel murieron de amor, por eso fueron enterrados juntos, y juntos han permanecido hasta hoy en esta obra de Juan Eugenio Hartzenbusch.

 

Fragmento de la obra

ACTO I

Soldados moros, cautivos, damas, caballeros, pajes, criados, criadas.

El primer acto pasa en Valencia, y los demás en Teruel.
Año de 1217.

Dormitorio morisco en el alcázar de Valencia. A la derecha del espectador una cama, junto al proscenio; a la izquierda, una ventana con celosías y cortinajes. Puerta grande en el fondo, y otras pequeñas a los lados.

Escena I

Zulima, Adel; Juan Diego Marsilla, adormecido en la cama: sobre ella un lienzo con letras de sangre.

Zulima: No vuelve en sí.

Adel: Todavía
tardara mucho en volver.

Zulima: Fuerte el narcótico ha sido.

Adel: Poco ha se lo administre.
Dígnate de oír, señora,
la voz de un súbdito fiel,
que orillas de un precipicio
te ve colocar el pie.

Zulima; Si disuadirme pretendes,
no te fatigues, Adel.
Partir de Valencia quiero,
y hoy, hoy mismo partiré.

Adel: ¿Con ese cautivo?

Zulima; Tú
me has de acompañar con él.

Adel: ¿Así al esposo abandonas? 15
¡Un Amir, señora, un Rey!

Zulima: Ese Rey, al ser mi esposo,
me prometió no tener
otra consorte que yo.
¿Lo ha cumplido? Ya lo ves. 20
A traerme una rival
marcho de Valencia ayer.
Libre a la nueva sultana
mi puesto le dejaré.

Adel: Considera…

Zulima: Está resuelto. 25
El renegado Zaen,
el que aterra la comarca
de Albarracin y Teruel,
llamado por mí ha venido,
y tiene ya en su poder 30
casi todo lo que yo
de mis padres herede,
que es demás para vivir
con opulencia los tres.
De la alcazaba saldremos 35
a poco de anochecer.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.