Los españoles en Chile

3.00

Número de serie: Teatro 153
ISBN ebook: 9788498977868
ISBN papel: 9788496428928
Páginas: 154
Portada: Jorge Juan y Antonio de Ulloa: Campiña doméstica y silvestre del Reino de Chile en 1744
Category:
Author:

Categorías: , Etiquetas: , , ,

Descripción

En Los españoles en Chile Francisco González de Bustos relata la conquista de Chile por don Diego de Almagro y sus tropas. Diego de Almagro (1479-1538), tardó seis meses en preparar su expedición y reunir los inversores que aportasen el capital necesario. Los hombres, unos 500 españoles, 100 esclavos negros y 10.000 indígenas, fueron reclutados en El Cuzco y en Lima. Se compraron armas, herramientas, herraduras, pólvora, y otros utensilios necesarios. Y se calcula que el proyecto costó un millón y medio de pesos castellanos. Almagro tomó posesión de Chile en nombre de Carlos V pero tuvo retirarse hacia Perú. Los incidentes de esa primera incursión española en Chile sirven de trasfondo a Los españoles en Chile, pieza teatral con una trama llena de peripecias y enredos, en la que presenciamos escenas hilarantes y aparece un don Juan que resulta ser una mujer soldado que ha cambiado su identidad.

 

Fragmento de la obra

Jornada primera

(Dicen dentro en distintas partes.)

Unos: ¡Viva Fresia siempre altiva!

Otros: ¡Viva nuestro capitán!

Otros: ¡Viva el gran Caupolicán!

Otros: ¡Viva Chile!

Otros: ¡Arauco, viva!

(Salen por una parte Caupolicán, vestido de indio, con arco y flecha al hombro, con bastón de general, y acompañamiento de indios; y por otra Fresia, vestida de india.)

Caupolicán: Chilenos valerosos,
vuestros aplausos siempre generosos.

Fresia: Valientes araucanos,
vuestros aplausos siempre soberanos.

Caupolicán: A Fresia por deidad que luz reparte.

Fresia: Al gran Caupolicán por vuestro Marte
se deben, se han de dar a él solamente,
por general de Arauco el mas valiente.

Caupolicán: A Fresia, pues me ciega su luz pura,
por reina universal de la hermosura,
decid, para lisonja de los vientos.

Fresia: Repitan en su gloria los acentos:
viva Caupolicán.

(Encuéntranse.)

Caupolicán: Fresia querida,
si a dar a este horizonte nueva vida
tu soberana luz ha madrugado.

Fresia: Si a verte de laureles coronado
la aclamación te llama.

Caupolicán: Si por Deidad la adoración te aclama,
segura está de Arauco en ti la gloria.

Fresia: En ti asegura Chile su victoria.

Caupolicán: Prodigio valeroso,
en quien se unió lo fiero con lo hermoso,
pues para asombro bélico de España,
armada aurora luces la campaña:
tú sola has de vivir; mintió el acento.
que pobló con mi nombre el vago viento,
cuando mi aplauso arguyo,
de que me aclame el orbe esclavo tuyo,
pues claro se apercibe
vivir Caupolicán, si Fresia vive.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.