Mundus Novus

Ficha bibliográfica

Serie:Historia 563
ISBN ebook:9788498973655
ISBN papel:9788499537726
Páginas:44
Editor:Autores varios
Traductor:Autores varios
Notas de:Autores varios
Categories:, ,
Author:

Categorías: , , , , Etiquetas: , , ,

Descripción

La carta de Pero Vaz de Caminha sobre el descubrimiento de Brasil fechada en el año 1500 y la carta de Amerigo Vespucci luego titulada de Mundus Novus del 1502 constituyen los dos primeros documentos que nos hablan de los indios costeros brasileños. Comparándolas, nos vemos confrontados con dos descripciones casi opuestas. Mientras que en la carta del portugués Vaz de Caminha destaca el elogio de la belleza de la naturaleza y de sus habitantes, el florentino Vespucci acuña poco después la imagen de los indios feos y monstruosos. Lejos de tratarse de apreciaciones estéticas divergentes en cuanto al físico de los indios, la percepción de la belleza, o, respectivamente, de la fealdad, tiene un impacto fundamental en la evaluación moral que se hace de los indios, y más allá todavía, en los propios conceptos del mundo imbuidos por los dos autores.

 

Fragmento de la obra

AMÉRICO VESPUCIO A LORENZO PEDRO DE MÉDICIS, SALUD

Días pasados muy ampliamente te escribí sobre mi vuelta de aquellos nuevos países, los cuales, con la armada y a expensas y por mandato de este serenísimo rey de Portugal hemos buscado y descubierto; los cuales Nuevo Mundo nos es lícito llamar, porque en tiempo de nuestros mayores de ninguno de aquéllos se tuvo conocimiento, y para todos aquellos que lo oyeran será novísima cosa, ya que esto excede la opinión de nuestros antepasados, puesto que de aquéllos la mayor parte dice que más allá de la línea equinoccial y hacia el mediodía no hay continente, solo el mar, al cual han llamado Atlántico; y si alguno de aquéllos ha afirmado que había allí continente, han negado, con muchas razones, que aquélla fuera tierra habitable. Pero que esta opinión es falsa y totalmente contraria a la verdad, lo he atestiguado con esta mi última navegación, ya que en aquella parte meridional yo he descubierto el continente habitado por más multitud de pueblos y animales [que] nuestra Europa, o Asia o bien África, y aún el aire más templado y ameno que en otras regiones por nosotros conocidas, como más abajo sabrás, dónde brevemente solo de las cosas principales escribimos y las más dignas de habitarse y de recordar, las cuales fueron en este nuevo mundo por mí vistas o bien oídas, como más adelante serán referidas.

 

Orden de la navegación con una grandísima fortuna

Con feliz navegación a 14 días del mes de mayo de 1501 partimos de Lisboa, por orden del mencionado rey, con 3 naves a buscar nuevos países hacia el austro, y navegamos 20 meses continuamente hacia el mediodía. De la cual navegación el orden es así. Nuestra navegación fue por las por las islas Afortunadas, así antes nombradas, pero al presente se llaman islas de Gran Canaria, las cuales están en el tercer clima y en los confines del occidente habitado. Luego por el océano recorrimos todo el litoral africano y parte etiópico hasta el promontorio Etíope, así por Tolomeo nombrado, el cual ahora por los nuestros se llama Cabo Verde y por los etíopes Biseghier, y aquel país Mandraga, en los 14 grados dentro de la zona tórrida de la línea equinoccial hacia la septentrional, la cual por gentes y pueblos negros está habitada. Allí recuperadas las fuerzas y las cosas necesarias a nuestra navegación, levamos anclas y desplegamos las velas a los vientos; y tomamos nuestro viaje por el anchísimo océano hacia el polo antártico, un poquito hacia el occidente por el viento al cual se llama bolturno: y desde el día que partimos del dicho promontorio, navegamos por espacio de dos meses y 3 días, antes que ninguna tierra apareciera ante nosotros.