Oráculo manual y arte de prudencia

3.00

Número de serie: Pensamiento 46
ISBN ebook: 9788498168952
ISBN papel: 9788496428898
Número de páginas: 112
Imagen de portada: Simone Mosca: Fuente adosada a un muro
Category:
Author:

Etiquetas: ,

Descripción

Oráculo manual y arte de prudencia (1647) es un tratado práctico, concebido para que el pensamiento y los principios abstractos se supediten a la situaciones de la vida en una mezcla equilibrada entre ingenio cotidiano y saber filosófico.
Gracián y Francisco de Quevedo son las figuras más relevantes del conceptismo. Las definiciones de Gracián al respecto afirman que el escritor debe mezclar lo complejo y lo breve con precisión aforística.
Baltasar Gracián pretendió establecer asociaciones conceptuales a través del contraste de dos términos en una misma imagen. Creía que estas relaciones entre signos son semejantes a las que se dan entre las cosas reales.

 

Fragmento de la obra

1
Todo está ya en su punto, y el ser persona en el mayor. Más se requiere hoy para un sabio que antiguamente para siete; y más es menester para tratar con un solo hombre en estos tiempos que con todo un pueblo en los pasados.

2
Genio e ingenio. Los dos ejes del lucimiento de prendas: el uno sin el otro, felicidad a medias. No basta lo entendido, deséase lo genial. Infelicidad de necio: errar la vocación en el estado, empleo, región, familiaridad.

3
Llevar sus cosas con suspensión. La admiración de la novedad es estimación de los aciertos. El jugar a juego descubierto ni es de utilidad ni de gusto. El no declararse luego suspende, y más donde la sublimidad del empleo da objeto a la universal expectación; amaga misterio en todo, y con su misma arcanidad provoca la veneración. Aun en el darse a entender se ha de huir la llaneza, así como ni en el trato se ha de permitir el interior a todos. Es el recatado silencio sagrado de la cordura. La resolución declarada nunca fue estimada; antes se permite a la censura, y si saliere azar, será dos veces infeliz. Imítese, pues, el proceder divino para hacer estar a la mira y al desvelo.