Quien calla otorga

Ficha bibliográfica

Serie:Teatro 282
ISBN ebook:9788499534176
ISBN papel:9788498165319
Páginas:140
Portada:Loie Fuller: Danza serpentina
Category:
Author:

Categoría: Etiquetas: ,

Descripción

Quien calla otorga. Tirso de Molina

 

Fragmento de la obra

Jornada primera

(Salen Aurora, Narcisa, y Brianda.)

Aurora: ¡Qué necio y qué porfiado!

Narcisa: Por fuerza ha de ser lo uno
si es lo otro.

Aurora: ¿Hay tal enfado?
¡Hola! No entre aquí ninguno,
Esté ese jardín cerrado.
Salid vos también afuera;
guardad la puerta.

Brianda: ¡Portera,
siendo dueña! ¿Hacerme quiso
ángel de este paraíso?
En mi mocedad sí fuera;
pero ¡cuando dan despojos
al tiempo, que no resisto,
mis años, y mis enojos…!
Hasta agora, ¿quién ha visto
ángel con tocas y antojos?

(Vase Brianda.)

Aurora: ¿Qué es lo que Carlos pretende
con tanta embajada, hermana?

Narcisa: Escribiendo se suspende
de Amor la llama tirana,
que en él tu memoria enciende.
Mientras no te ve te escribe,
y en respuestas que recibe,
apoya ausencias crueles;
que la esperanza, en papeles
tal vez, como joya vive;
y fiado en el concierto
y palabra que le dio
mi padre, tiene por cierto
ser tu esposo.

Aurora: Ya murió
mi padre y con él se ha muerto
cualquier derecho y acción
que alegue en la pretensión
de mi amor; pues si le di
esperanzas con el sí,
fue más por obligación
[a su paternal prudencia] que por gusto y voluntad.

Narcisa Contra ti das la sentencia.

Aurora Por qué si mi libertad
queda libre, con la herencia
de este marquesado absuelta?

Narcisa Nunca la palabra suelta
Quien estima su valor.

Aurora Dísela como menor;
Libre soy, y estoy resuelta
a no cumplirla; esto es cierto.
Déjame, hermana, gozar
de mí misma, pues se ha muerto
mi padre; que no he de hallar
en medio del golfo el puerto.
No cautives mi cuidado
de ese modo; que no es justo
que intente el conde, pesado,
oprimir leyes del gusto,
por sola razón de estado.
La voluntad ha de hacer
esta elección; que a no ser
ella la casamentera,
la cruz que hace Amor lijera,
de plomo, haráme caer.

Narcisa ¿Tan mal el conde te está,
mancebo, galán, discreto,
y que en Borgoña podrá,
si llega su amor a efeto,
que si eres cuerda, si hará,
con este estado y el suyo,
casi un reino hacer?