Rienzi el tribuno

3.00

Número de serie: Teatro 1
ISBN ebook: 9788499534428
ISBN papel: 9788498167504
Páginas: 112
Category:
Author:

Etiquetas: , ,

Descripción

Rienzi el tribuno es un drama dividido en dos actos y un epílogo. Es un alegato contra la tiranía influido por la corriente renovadora del teatro historicista romántico. La pieza se estrenó en Madrid en el teatro del Circo. La representación de esta obra le concedió a Rosario de Acuña y Villanueva la distinción de ser la segunda mujer del siglo XIX que estrenaba una pieza dramática en el Teatro Español de Madrid.

Edición de referencia: Administración Lírico-Dramática, Madrid, 1876 (Imprenta de José Rodríguez).

 

Fragmento de la obra

Acto I
Sala del Capitolio. A la derecha del espectador dos puertas que figura comunican con las habitaciones de Rienzi y de su esposa; a la izquierda una ventana en primer término y en segundo una puerta; gran puerta en el fondo, mesa y sitial a la izquierda; muebles de la época: dos tapices flotantes en los dos lienzos del fondo. Un libro sobre la mesa.

Escena I
María, en el sitial junto a la mesa, con una carta en la mano; Juana, a su lado, sentada en un taburete y haciendo una labor; a media escena empieza el anochecer.

María: Despacio las leí y aún no concibo
lo que dicen las líneas de esta carta.
Unas veces paréceme que sueño,
otras las miro como horrible trama,
sin que pueda el turbado pensamiento
descubrir su intención ni adivinarla;
y luego,… ¿por qué medio, de qué modo
puedo llegar hasta mi propia estancia?

(Leyendo.) «Los barones de Orsini y de Colonna
»y otros nobles de estirpe menos clara,
»con vuestro esposo Rienzi reunidos,
»La paz ajustarán en vuestra casa;
»del juramento que en solemne fiesta
»al gran Tribuno prestarán mañana,
»se ha de tratar en este conciliábulo;
»pero si en él las bases se preparan,
»mientras solemnemente no se juren,
»la cabeza de Rienzi amenazada
»ha de vivir; tan solo una persona
»con firme voluntad puede salvarla,
»porque acaso el citado juramento
»no se llegue a prestar si alguno falta;
»para que esto se evite es necesario
»consintáis recibir en vuestra estancia,
»en esta misma noche, estando sola
»y al terminar el toque de las ánimas,
»a quien puede deciros claramente
»el modo de alejar desdicha tanta;
»a más, grandes secretos de familia
»podréis saber, y acaso vuestra raza
»a Rienzi logre darle una corona
»cual su ambición jamás pudo soñarla;
»pensadlo bien, mañana tarde fuera.
»Si aceptáis, colocad en la ventana
»una luz y después esperad sola
»la salvación de Rienzi o su desgracia;
»aquesto dice quien blasones tiene;
»no lo olvidéis, puesto que sois romana.»

(Dejando de leer. Empieza a anochecer.)

Sin firma y con la fecha de hoy. ¡Dios mío,
qué otra nueva tormenta se prepara!

Juana: Es una carta de intención profunda
y en estilo de nobles redactada.