El término “Corpus lingüístico” es definido como: “un conjunto, habitualmente muy amplio, de ejemplos reales de uso de una lengua”. En más de una ocasión hemos acudido a dicho término para definir nuestra meta como editores. Si nuestro catálogo consta de 1.400 títulos clásicos estamos en presencia de un Corpus. Y puesto que “se llama lingüística de corpus a la subdisciplina de la lingüística que estudia la lengua a través de estas muestras”, debemos decir que queremos desarrollar tecnologías para mejorar la interacción de los lectores con los contenidos

Valdría decir que editamos y publicamos Bibliotecas virtuales para provocar nuevas experiencias de lectura. Los libros son los elementos que componen dichas bibliotecas, pueden ser adquiridos por separado, y son nuestras colecciones y la información anexa a nuestro catálogo lo que permite organizarlos en grupos temáticos, autorales o epocales que conforman Bibliotecas especializadas al alcance de todos.

Queremos integrar grupos extensos de libros con referencias cruzadas, bibliografías dedicadas y material multimedia.

En un futuro cercano los lectores leerían no solo libros aislados, sino cualquier información relevante sobre éstos, sobre los autor, su época, etc. accediendo a toda esta información a través de una biblioteca interactiva concebida por el editor pero abierta a las interacciones y modificaciones de los lectores.

Leave a Reply

Your email address will not be published.