Me gustaría procesar toda mi info personal, conversaciones, los libros que leo y los textos que escribo, como parte de mi identidad, y establecer mi “Yo” digital: La suma de cosas que podemos registrar de mi consumo de información y sus correlaciones internas y externas.

 

Ahora la industria y sus modelos de negocios están centrados en saber qué consumimos, y qué likes hacemos.

 

 

Sin embargo, las tecnologías existentes están en condiciones de pensar en otros términos. Nuestro Yo Digital sería una metadata que las personas podrían hacer pública íntegra, por partes o sencillamente utilizar de forma privada. Y nos daría info más precisa sobre nuestras correlaciones con otras personas u otras máquinas.

 

Cada vez la tecnología es más precisa encontrando cosas y relaciones significativas entre ellas. Habría que ver si los usuarios de estas tecnologías reconocen como “propias”, las recomendaciones de estas herramientas.
Creo que estamos a punto de hacer “inferencias ontológicas” a partir de las clases de las metadatas que procesamos y la intuición de los usuarios. El paso siguiente es hacer algoritmos que infieran relaciones ontológicas a partir de info personal.
Hay un nivel fáctico en que la objetividad de las cosas que se infieren no es discutible. Por ejemplo, una ontología semántica puede inferir que Cuba es parte de Latinoamérica pero si proceso mi info personal, o partes clave de ella, ¿podría decir que tengo un retrato de mis creencias?

 

 

En mi caso particular muchas veces me digo que no sé cómo conciliar la existencia de cosas que podríamos considerar “objetivas” y el hecho de que la info que consumo, no está condicionada por criterios de estricta objetividad.

Yo, como casi todo el mundo, termino informándome recurriendo a las publicaciones que me parecen más acordes a mi sistema de creencias.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.